ENVÍO DE PECES

ENVÍO DE PECES






En este artículo vamos a tratar de manera básica cómo efectuar un transporte de peces en unas condiciones óptimas y de cierta garantía (nunca puede estar garantizado un sistema en su totalidad, pues muchos factores hacen que este pueda ser válido o no en ciertas circunstancias) que permitan que estos lleguen a destino sanos y salvos que es lo que todo aficionado a la acuariofilia que se precie de serlo, desea cuando envía o espera recibir algún pez.

Este artículo, si bien no puede ser considerado como una guía o dogma de fe a seguir, pero sí que espero que ayude a aquellos que no saben cómo enviar un pez a que de forma sencilla puedan hacer sus pinitos enviando/recibiendo peces de una forma  relativamente fiable.

Después, cada uno mejorará el sistema o sistemas aquí planteados en función de la experiencia que se va adquiriendo en el ejercicio del envío de peces, plantas e invertebrados a otros lugares y regiones del país.

En primer lugar, vamos a exponer brévemente, agrupados por funciones que desempeñan dentro del envío, una lista de posibles materiales a utilizar:



EL CONTENEDOR DE LOS PECES, PLANTAS E INVERTEBRADOS




Bolsas de plástico normales y especiales

Las normales, son las típicas bolsas que nos dan en cualquier comercio de acuariofilia cuando compramos algún pez, planta o invertebrado. Nos van a servir para trayectos cortos (yo las he usado también en trayectos largos sin problemas pero en épocas del año en las que las condiciones climatológicas lo permiten), ya que pueden romperse con facilidad durante el transporte y también puede haber fugas por la parte de cierre (generalmente, usamos un nudo o atamos la punta de la bolsa con gomas elásticas, sistemas ambos que, aunque no hay que ir a Oxford o Cambridge para aprenderlos, a veces no efectuamos bien por la falta de práctica), por lo que desaconsejo su uso.


Las especiales, son unas bolsas que se está comenzando a emplear para el transporte de peces sin oxígeno, las cuales por un sistema parecido a la ósmosis, permiten intercambiar oxígeno con el exterior, estando el interior de las mismas, completamente lleno de agua. Al parecer estas bolsas, actúan como una membrana impermeable desde el interior hacia el exterior, pero permitiendo por el contrario la transferencia de fluidos gaseosos desde el exterior hacia el interior. No pueden ser reutilizadas, pues al parecer pierden sus propiedades, y su coste, algo elevado comparado con las anteriores, puede no ser un impedimento cuando queramos enviar peces a gran distancia y en una cierta cantidad que permita el éxito de la operación.

Fiambreras y tuppers

Son recipientes plásticos que nos van a ser muy útiles sobre todo para el envío de plantas y moluscos, ya que estos no son tan exigentes con las condiciones de falta de oxígeno como puedan ser los peces. Dentro del recipiente se acompaña una pequeña cantidad de agua. Se cierra con la tapadera y esta, a su vez, la podemos sellar usando film transparente del mismo tipo que el utilizado para envolver alimentos.


Image
            


Botellas de plástico y otros recipientes similares

Para mí, estos recipientes, son los más recomendables para efectuar un envío en condiciones, por varias razones: su sistema de cierre suele ser hermético, es decir, sin fugas. En segundo lugar son de materiales flexibles pero con cierta rigidez, lo cual los hace ideales para soportar los posibles golpes a que pueda ser sometido el paquete. En tercer lugar, existe un amplio abanico de tamaños el cual nos permite tanto el envío de alevines como el de peces adultos de cierto tamaño (evidentemente, para enviar peces de 20 o 25 cm este sistema no nos va a ser de gran utilidad, debido a que no suele haber botellas de dicho tamaño al alcance de todo el mundo, para ello, se podría utilizar el tipo de recipientes planteado en el punto "d").


Image



Neveras de camping o similares

Estos recipientes nos van a ser muy útiles cuando tengamos que enviar ejemplares de gran tamaño. Al respecto del envío de estos recipientes, comentaremos más adelante qué condiciones debería cumplir el embalaje.

Independientemente del sistema usado de los anteriormente expuestos, hay una serie de premisas muy importantes a seguir para asegurarnos el éxito del envío:

a) Los peces no han de haber ingerido alimento en al menos 24 horas. Esto va orientado a que no se envenene el agua con nitritos debido a las heces de los mismos.

b) A ser posible, es conveniente hacer un cambio de agua parcial antes de pescar los peces e introducirlos en el recipiente contenedor. El agua empleada en el transporte será la que haya en el acuario justo después de haber hecho el cambio de agua. Con esto lo que vamos a conseguir es emplear un agua con la mayor calidad posible, pero con algo de bacterias, para que ayuden estas en la eliminación de los posibles nitritos.

c) La cantidad de agua a introducir en el recipiente contenedor, es conveniente que sea como mínimo de 1/3 de la capacidad total del recipiente y de 2/5 de la misma capacidad como máximo. El objeto de esta medida es el de asegurar la suficiente superficie de intercambio de oxígeno entre el agua y el aire contenido en el recipiente contenedor a fin de que no falte oxígeno a nuestros peces y al mismo tiempo, evitar en caso de que el paquete sea volteado durante el transporte, que los peces puedan quedar en seco dentro del recipiente. Recordemos que una botella de 1.5 litros de agua es alargada por norma general, con lo que al volcarla puede ocurrir que no haya suficiente agua para que el pez quede completamente sumergido.

d) En el interior del recipiente, la cantidad de peces no podrá ser excesiva. Por ejemplo, si vamos a enviar alevines de pequeño tamaño, el recipiente puede ser una botella de agua de 33cl, la cual como hemos dicho anteriormente, hemos llenado en 1/3 de su totalidad con agua del acuario. Ahora bien, la cantidad de alevines que podemos incluir en dicho recipiente no debería exceder de 3. Si quisiésemos enviar más cantidad de peces deberíamos usar un recipiente más grande.

Del mismo modo, si el tamaño del pez es más grande, además de emplear un recipiente más grande (no procede en el caso de guppys adultos por ejemplo) deberíamos respetar la misma premisa: no más de 3 peces. Ahora bien, yo recomiendo 2 peces por recipiente.

Por último, si el ejemplar es un adulto de tamaño medio o grande (entre 7 y 20 cm), deberíamos incluir tan solo 1 de ellos (esto no es cierto si por ejemplo empleamos una nevera de camping y dentro ponemos 3 o 4 peces de entre 7 y 10 cm, todo es relativo claro está) así como emplear por supuesto un recipiente mucho más grande.

En la fotografía a continuación, se ve una botella de 1.5 litros de agua con 2 ejemplares juveniles de pelvicachromis pulcher (kribensis). Dicho sistema lo empleó Shogun, acuariófilo Madrid con gran experiencia en la cría y cuidado de estos peces para enviarme dichos ejemplares:

Image
      


                      
MATERIAL AISLANTE




Este tipo de materiales, es el que vamos a usar para ‘aislar’ en lo posible el  recipiente contenedor de los peces del embalaje exterior. Va a aislar dicho recipiente tanto de posibles golpes como de las inclemencias del tiempo. Entre los distintos materiales a emplear, tenemos:
  

Plástico de burbujas

Es uno de los más empleados para aislar/proteger cualquier material electrónico, etc. Es un buen aislante térmico e impide el paso de la húmedad exterior al interior, como al contrario (nos interesa que, en caso de fuga, impida que salga la humedad al exterior en lo posible).


Image



Cartón y papel

Es uno de los sistemas más empleados debido tanto a lo económico que resulta su utilización como al gran nivel de protección que ofrece para nuestro envío. En bolas o grandes  trozos, va a impedir que el recipiente contenedor se mueva y por tanto vaya dando tumbos durante todo el viaje, lo cual estresaría en demasía a nuestros amigos los peces.


Planchas de porexpán y bolas del mismo material

Es uno de los mejores aislantes térmicos y físicos que podemos encontrar por ahí y además, tampoco es excesivamente caro el hacerse con una plancha o un buen puñado de éste material: prácticamente en cualquier envío de materiales frágiles es utilizado este material.


Image


Image



Esponjas

Buen material aislante tanto térmico como físico, pero quizá el más caro de todos ellos, por lo que desaconsejo su uso.

Lo ideal, sería poner dentro del contenedor externo o embalaje (del cual hablaremos a continuación) una buena mezcla de al menos los 3 primeros materiales, es decir: envolver el recipiente contenedor con el plástico, forrar las paredes internas del embalaje con planchas de porexpán y rellenar el interior del mismo tanto con bolas de papel y cartón como de porexpán.

Evidentemente, cuanto más material aislante coloquemos en el interior del embalaje, más pesará nuestro envío y por tanto este se encarecerá. Falta por determinar por parte de vendedor y comprador qué valor se le da realmente a los peces a enviar, en la medida de lo posible siendo realistas sabemos que no vale lo mismo un disco que un guppy aunque éste último tenga para el vendedor un valor sentimental muy alto, para así poder determinar cuánta ‘protección’ vamos a dar a nuestros peces.


EL EMBALAJE EXTERIOR




Va a ser por así decirlo, la piel de nuestro envío, por tanto, se debe emplear materiales resistentes y ligeros al mismo tiempo. Entre ellos:


La típica caja de cartón de toda la vida

Sin comentarios. Buen aislante térmico poco peso.


Image
                


Cajas de Porexpán

Se emplean en la industria alimentaria y farmacéutica como aislante físico y térmico de productos perecederos. Si empleamos estas, no sería necesario forrar las paredes de nuestro embalaje con dicho material por una razón obvia: la caja ya es de porexpán. Es el recipiente ideal para emplearlo en envíos de uno o dos contenedores de peces de pequeño tamaño en épocas del año en las que por lo riguroso de la estación se hace necesario el empleo de un buen aislante térmico: invierno y verano. Además, es un gran aislante tanto físico como acústico, cosa que va a redundar en el beneficio de nuestros peces.


Image


Image



Por último, queda quizá la parte más delicada del proceso de envío y que muchos aficionados al final, por no realizarla, deciden no hacer envíos, cosa que a veces nos duele a algunos aficionados, sobre todo cuando vemos que alguien tiene un pez, que lo da o lo vende a un precio asequible, pero es de otra ciudad y no hace envíos: la elección del medio de transporte a emplear.

Generalmente, esta se hace de mutuo acuerdo por ambas partes, tanto vendedor como comprador, deben ponerse de acuerdo en cuanto al modo de envío de los peces y en este punto, el comprador debe tener en cuenta la siguiente ley de Murphy: "Si algo tiene que salir mal, no te preocupes, hagas lo que hagas saldrá mal..", y por tanto asumir que quien corre con el riesgo en caso de muerte de los peces o extravío del envío es él mismo y no el vendedor.

En cuanto al medio de transporte o sistema, el más usado por su rapidez, es la mensajería o paquetería urgente.

Existen compañías del sector que por un precio no excesivamente elevado te dejan un paquete a domicilio en la otra punta del país en menos de 24 horas. Incluso estas ofrecen servicios especiales para el envío urgente de mascotas, ahora bien, he de puntualizar que, debido a la nueva normativa europea acerca del tráfico y comercio de animales de compañía, es necesario adjuntar certificados del veterinario, del criador, etc. (cualquier día pedirán huellas dactilares, dentales y certificado de penales de los animalitos, y si no tiempo al tiempo. Mirad lo que ha pasado con los nuevos impuestos de los cd's y la SGAE).

Por otro lado, si las empresas de mensajería notan que el envío contiene líquidos, suelen poner pegas, es mejor no decir nada y asegurarse de que no vamos a tener fugas (la forma de conseguirlo ya la hemos visto anteriormente). Podemos indicar que el material es frágil e incluso poner unas flechas indicando el sentido de la colocación del paquete, para que este vaya en una posición correcta, aunque luego el transportista, hará lo que le venga en gana, pues de todos es sabido que esta gente va acelerada en el desempeño de su trabajo (transporte urgente) y no paran mucho a pensar la posición correcta del paquete.
  
Para los amantes del riesgo (yo entre ellos), se puede emplear el sistema de paquetería urgente de la compañía nacional de correos (en España Correos), el cual, por un precio 3 o 4 veces inferior al de las agencias, te dejan el paquete también en la otra punta de la nación en menos de 24h. Yo lo he usado en multitud de ocasiones (podéis preguntarle a Txalupa) sin haber tenido bajas. En una ocasión, y fue por despiste del vendedor, me enviaron un paquete con unos peces (labeotropheus trewavasae) que no fue enviado por el servicio urgente sino por el ordinario, llegando el paquete a destino después de 5 días y sin ninguna baja. Ahora bien, he de decir que el vendedor cumplió con las premisas expuestas anteriormente acerca de la cantidad de agua, tipo de la misma, numero de peces, etc con lo que el éxito del envío fue pues eso, un éxito. Sin embargo, en otra ocasión, me enviaron 3 peces en una nevera desde Alicante (mucho más cerca de Valencia que Ávila) y sin embargo no llegó sano ninguno y eso que los peces sólo tardaron día y medio en llegar a mis manos (no se les cambió el agua previamente, comieron dentro de las 24 horas previas a la entrega, etc...).

Como ejemplo de envío de peces adultos y en gran cantidad (más de 10), tengo que reseñar uno que realicé no hace mucho tiempo a un acuariófilo de Madrid.

Se enviaron en concreto los siguientes peces:

3 cynotilapias afra                                  
2 aulonacara nyassae                            
1 otopharynx litobathes                          
1 afra blanca                                            
1 pseudotropheus demasonii                    
2 labeotropheus fuelleborni                      
2 pseudotropheus elongatus 'chailosi'        
1 cynotilapia afra lion's cove                        
1 pseudotropheus kingsizei                        
2 labeotropehus trewavasae                      

Los materiales empleados fueron, por orden de dentro hacia fuera, los siguientes:

2 botes de plástico de frutos secos a granel, de los que se usa en hostelería con cierre hermético,
1 bote de plástico que contenía café de los que usan en una conocida marca de franquicias de cafeterías de barrio.
1 garrafa de 5 litros de agua destilada..

Todos ellos bien lavados con agua y jabón de manos biodegradable y enjuagados infinidad de veces para eliminar al máximo los restos de jabón.


Image



Caja de porexpán de las usadas en alimentación. Yo reutilicé una de las que usan los proveedores de la SAV para enviar pescado vivo y coleando a la asociación. Sus dimensiones eran de: 59 x 33 x 39


Image



Caja de cartón de toda la vida, gentileza de la empresa en que trabaja mi mujer. Sus dimensiones eran de: 60 x 35 x 45 aproximadamente.

Detalle de la caja de cartón conteniendo a la perfección a la de porexpán.


Image



Detalle de los cierres de los envases así como de la tapa de la caja de porexpán..


Image



El siguiente paso, pescar los peces, los cuales, debido a su tamaño estuvieron casi 3 días enteros sin probar prácticamente bocado (algún viaje a la lenteja de agua y a la cola de zorro que tenía en el acuario, les dieron, por lo que las tuve que erradicar ambas del acuario)...

Tras 2 largas horas de eliminación de la decoración y de persecución con dos salabres en ambas manos, consigo pescar los 16 peces, los cuales agrupo por tamaños, de la siguiente manera:

Los peces más pequeños , en la garrafa de agua destilada (4), el resto, procurando siempre que haya un pez grande al menos (a excepción de los afras y el demasonii, que fueron juntos al mismo recipiente) en cada recipiente, por lo que pongo al otopharynx lithobates en uno de ellos y al kingsizei en el otro.

Detalle de los 4 recipientes, conteniendo los peces...


Image

Image



Los dejé que defecaran todo lo que quisieron y más, pues al estresarse durante la pesca, comenzaron a ello como cosacos, y eso que no habían comido en 3 días, pues no queremos que envenenen el agua con las heces, por lo que procedo a cambiar el agua y renovarla en el momento de finalizar el envío y, por último, los introduzco dentro del recipiente de porexpán.


Image


Image



Como toda precaución es poca y, son peces que necesitan mucha oxigenación en el agua, añado al agua del envío unas pastillas oxigenadoras, en concreto, añado ½ tableta en cada recipiente (el manual de uso de las mismas indica que se ponga una por cada 10 litros de agua, yo, por si acaso, añado ½ encomendándome a los hados y a la diosa fortuna para que no mueran los peces por exceso de oxigenación.).


[Image


Image



Por último, cerramos las cajas de porexpán y de cartón, sellando ambas con cinta de embalar, para evitar fugas, pesamos de nuevo el paquete (en las pruebas previas, lo hago sin peces y añado unos 100 gr. por pez) por si nos llevamos alguna sorpresa en cuanto a peso y nos dirigimos a la empresa de transporte urgente (en este caso, el destinatario es quien elije, ya que paga el medio de transporte a emplear y por tanto, asumiendo el riesgo de la operación de envío).

A todos estos comentarios, añado que, previamente al envío, se limpió el filtro del acuario, para asegurar una gran calidad del agua, se cambió un 20% del agua del mismo al día siguiente y los peces no comieron durante 3 días, para evitar en lo posible envenenamientos por heces.

Al día siguiente, el envío fue recogido por el destinatario, llegando todos los peces vivos, el agua oliendo un poco a descomposición (enviamos en verano, con el calor que hace y eso pues es fácil que así ocurra, con el agravante de que además tenemos 4 peces adultos por recipiente) y los peces con las aletas un poco tocadas (normal entre cíclidos africanos que viajan juntos en el mismo recipiente y que además llevan más de 3 días sin comer).


Para finalizar, solo me queda decir que, aunque todas las precauciones expuestas anteriormente puedan parecer pesadas, tediosas y laboriosas en exceso, no lo son tanto. Es más complejo pescar un cíclido africano pequeño con el salabre en un acuario poblado de escondrijos que preparar un envío de peces.

Espero que os sirva de ayuda y se animen a hacer envíos los indecisos.

Saludos.





Autor: aamm95 (Albino A. Moreno Martínez)
Imágenes: aamm95 (Albino A. Moreno Martínez)
1ª Edición y publicación: rpichu
2ª Edición y publicación: Elma
Arreglos de texto: Elma
Maquetación de imágenes: Elma
Fuente: www.portalpez.com









Similares
¿LOS PECES DUERMEN?

¿LOS PECES Esta sea probablemente una de las preguntas que todos los seres humanos racionales se hacen por lo menos una vez en su vida. El simple hecho de que los peces no posean párpados no significa que no duerman. Pero claro, la palabra dormir no define exactamente su periodo de reposo. Los peces tienen una membrana que cubre sus ojos impidiendo que la luz tenue de la noche pueda perturbar su “sueño”. La mayoría de los peces son animales de carácter poiquilotermos que significa que son incapaces de subir o bajar su temperatura corporal por si solos, la regulan dependiendo de las variaciones de la temperatura del medio donde se encuentren. He dicho que la mayoría porque hay que aclarar que existen peces de “s...

ANESTESIAR PECES

ANESTESIAR ¿Sabíais que se puede anestesiar de manera muy sencilla a un pez? Pues sí y esto es muy útil a la hora de administrar un medicamento mediante inyección o a través de sondado (si es que nos vemos capaces de efectuar estas labores, claro, que no todos estamos dispuestos) o simplemente para la manipulación cómoda del pez. Esta sedación evitará un estrés siempre contraproducente para aquellos animales que sufran alguna dolencia, siendo este un punto favorable para su recuperación, ya que estas son operaciones sumamente traumáticas para ellos. Además de productos específicos, que no siempre son fáciles de encontrar y son menos ecológicos, podemos utilizar el aceite esencial de clavo, (Eugenia caryophyllata[/i...

CLASIFICACION DE LOS PECES DISCO

CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA Y GUÍA DE LOS PECES Los peces disco pertenecen a la familia de los cíclicos (Cichlidae) y dentro de esta al género Symphysodon, nombre que hace referencia a su escasa dentición situada en la sínfisis mandibular (unión de los huesos de la mandíbula). A lo largo de varias décadas este género se ha visto sometido a multitud de revisiones, estudios merísticos (características morfológicas) y más recientemente a estudios genéticos para clasificar a las variedades salvajes conocidas en diferentes especies. Las...

ENFERMEDADES EN PECES ORNAMENTALES

ENFERMEDADES EN PECES Soy veterinaria y quiero aportar un pequeño grano de arena en relación a describir y comentar enfermedades en nuestros amigos los peces. Así que voy a realizar este tema sobre las distintas enfermedades que pueden aparecer. Problemas de Las branquias son estructuras delicadas y son vitales para la salud de los peces. Cualquier problema de las branquias puede tener un efecto perjudicial sobre la salud. Existen 3 causas: - Toxinas e irritantes que se encuentran en el agua. - Parásitos. - Infecciones. Los trematodos de las branquias son unos parásitos que suelen causar problemas con mayor probabilidad en los peces de estanque. También...

LOS PECES SABEN CONTAR

LOS PECES SABEN CONTAR ¿Es verdad que los peces no tienen memoria? Definitivamente si la tienen. Cuántos de nosotros nos hemos preguntando alguna vez si nuestros peces tenían memoria, pues vulgarmente se cree que los peces no la tienen, sin embargo recuerdan su bote de comida, recuerdan que es una persona la que los alimenta, los horarios de comida, por donde se les suministra… Eso no quiere decir que todos los peces tengan la misma memoria. Para argumentar lo que defiendo me baso en diferentes estudios realizados por aficionados a la acuariofilia y por universidades. Uno de ellos es el realizado por la universidad de Padua, en la que se ha demostrado que la especia Gambusia holbrooki sabe contar hasta cuatro, pues e...