GATOS EN CERDEÑA

GATOS EN CERDEÑA






Con motivo de un viaje que hicimos a Cerdeña hace un par de meses tuve la oportunidad de hacer bastantes fotos,
de muy distintos motivos, aunque en general me suelo centrar en la naturaleza.

Hoy, concrétamente, quiero mostraros unas pocas que saqué en una zona costera,
no recuerdo el nombre de la ciudad aunque creo recordar que fue Alghero,
aunque pudo ser en nuestra visita a la Costa Esmeralda, realmente magnífica; os animo a que si se os presenta la ocasión paséis unos días por allí.

El caso es que durante el paseo conociendo la ciudad, el puerto, etc. Encontramos algo que nos llamó la atención,
todo empezó por un gato, estaba en una especie de almacén abandonado (en el puerto), entre barcos, restaurantes y cafés al borde del mar.


Image

En cuanto lo ví me paré a observarle, parecía mirar al mar, allí encerrado.

Image

Poco después decidió salir y me animé a seguirle, en realidad no sé con que intención.
Pocos metros más allá, tras un muro del malecón del puerto giró a la derecha y encontré algo totalmente asombroso, al menos para mí.

Image

Image

Image

Un lugar lleno de tablas, pedazos de mantas, de moqueta, restos de palés, cajas de transporte para animales...
Un lugar que alguien había construido para que todos aquellos gatos callejero pudiesen guardarse de la intemperie,
un lugar dónde poder comer, tener agua potable, dónde vivir y considerar su hogar.
Había cientos de gatos, de todos los tamaños y colores, y entre todos ellos, como rodeado por sus súbditos, el rey indiscutible

Image

Image

Algún otro prefería mantenerse un poco más distante, realizando esas tareas de las que tanto gustan estos animales,
su aseo y limpieza, a pleno sol, tranquilamente.

Image

Image

Image

Mientras yo continuaba mirando a mi alrededor vi como un perro,
bien cuidado y acompañado por su dueño en la lejanía,
bajaba por las escaleras que conducían al puerto desde la parte alta de la muralla que guardaba la ciudad de los embites del mar.
Se paró un momento para mirar al horizonte, ni siquiera miró en dirección a los gatos,
como sabiendo que en aquel lugar no estaban permitidos extraños.

Image






Autor: Rpichu
Imágenes: Rpichu
1ª Edición y Publicación: Rpichu
2ª Edición y Publicación: Elma
Arreglos de texto: Elma
Maquetación de imágenes: Elma
Fuente: www.portalpez.com






 

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el trafico. Compartimos informacion sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y analisis web, quienes pueden combinarla con otra informacion que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. ACEPTAR | Mas informacion