INCITACIÓN (CRÍA DE BETTAS)

INCITACIÓN


(CRÍA DE BETTAS)






Este artículo está dirigido a explicar diversas técnicas de incitación con las cuales se puede solventar, generalmente, ese tedioso problema que en ocasiones estropea los cruces programados, me refiero a esas veces en las cuales nuestros ejemplares no está preparados para la reproducción, por causas distintas de la edad o la madurez sexual del ejemplar.

Las técnicas descritas a continuación no deben tomarse como un método efectivo al 100% pues eso no es posible, pero sí son técnicas que darán un porcentaje de éxito bastante alto frente a situaciones perdidas de antemano.

Antes de entrar en materia, se hace necesario introducir los principales motivos para que un ejemplar no esté por la labor de reproducirse. Lo primero que hay que destacar es el fin del desarrollo sexual a nivel biológico (llegado el mes de vida si no hay retrasos de crecimiento) que marca la capacidad física del pez para la reproducción pero en una etapa de inmadurez sexual.
Llegados al tercer mes de vida, si el desarrollo físico no ha entrado en retrasos, encontramos que la madurez del pez es suficiente para la reproducción pero no tenemos la talla óptima para el cruce en condiciones. La talla óptima para el cruce es de 4-5 cm de pez, en vistas a obtener los ejemplares con una buena constitución física, lo que no quiere decir que no puedan cruzarse antes, aunque sí que no se debe para obtener el mejor resultado. La conclusión de la etapa de desarrollo sexual va ligada al desarrollo físico del pez, así pues, la conclusión de dicha etapa debe darse entre el 5º y 6º mes de vida (según algunos ictiólogos, esta plenitud se concluye a los 9 meses de vida aunque no entran demasiado en detalles, a propósito de la diferencia de criterios, posiblemente sea un dato basado influenciado por la inclusión de algún nuevo dato al estudio (como la definición o formación del carácter del individuo) o por errores en la media facilitados por ser estudios independientes entre sí que se basan en distintos ejemplares y de distintas características o que hayan primado otros criterios de estudio).

Es importante destacar que el exceso de madurez en el pez, o en otras palabras, el momento en que nuestros bettas empiezan a comportarse como insociables reacios a las reproducciones y poco propensos a la convivencia, suele llegar a los 2 años de edad del ejemplar pero suele ser un comportamiento asociado a las hembras (los machos suelen tener un comportamiento más tranquilo en la última etapa, lo que no implica la desaparición de agresividad o conflictos con otros peces, sino un comportamiento menos activo aunque no reacio a la reproducción).

La diferencia de tallas entre ejemplares es a veces muy determinante, en especial hay que tener en cuenta que a mayor diferencia de talla mayor dificultad para el cruce, si bien no quiere decir que no se puedan hacer cruces entre Bettas de diferentes tallas; no confundir con el cálculo sobre el sex ratio publicado por el Dr. Gene Lucas, en el cual se nos revela la incidencia sobre el sex ratio (el índice de machos y hembras de cada puesta) al combinar ejemplares jóvenes y viejos, pues ello no implica cruces entre ejemplares de talla adulta y juveniles de 2 meses...este ensayo refiere a la edad y no la talla, por lo que no hay que cometer la imprudencia de intentar cruzar un adulto con un ejemplar con un recién sexado.

Existen diversos métodos de incitación de ejemplares, generalmente basados en los instintos, aunque podemos recurrir a la química y la bioquímica para ello o para complementarlo potenciando la incitación. En lugar de simplificar los distintos métodos y su principio básico (instinto, química, bioquímica o combinaciones de los anteriores), trataré de explicar el método básico que empleo para ello y los principios que lo rigen; a continuación, introduciré diversas técnicas de refuerzo en la incitación, que desde mi punto de vista, sólo han de aplicarse tras el fracaso de la técnica básica, pues esta última es más efectiva y contempla los pasos previos al cruce de Bettas con seguridad.

Preparativos para la puesta

Lo primero es asegurar los preparativos mínimos para cada puesta; acuario con altura de agua máxima de 18-20 cm, temperatura cálida (prefiero temperaturas altas por su incidencia en el sex ratio), muchas plantas o esquejes (prefiero esquejes de Potos), nada de sustrato ni filtración, agua limpia, sin compañero ninguno, sea pez o invertebrado, iluminación para el acuario y un asistente para la puesta (antes usaba el vaso Isopor, pero desde hace un tiempo empleo bandejas de corcho (como las que traen los productos de charcutería o carnicería) por sus dimensiones mayores), alimentos a emplear para criar a la puesta, tratamientos para recuperar las aletas (hobby Ektozon es el cicatrizante por excelencia),...
Técnica básica para incitar reproductores y facilitar el cruce con seguridad

- La técnica básica, la primera a ejecutar es, mostrarle a la hembra, bien poniéndola en el mismo acuario protegida por un separador o bien alojándola en un bote transparente y el bote en el acuario del macho. -si no responde al estimulo de ver a la hembra que tienes elegida para él, mete otras hembras en otros botes y para el acuario del macho también.

- Si continúa sin hacer nido, saca todos los botes menos el de la hembra a reproducir, prepara 1 bote nuevo y mete un macho dentro, el bote para el acuario junto al de la hembra (a veces solo les hace falta rivalizar con otro macho)

- Si así no te funciona, saca el bote del macho incitador, mete al reproductor en un bote, el bote dentro del acuario, suelta a otro macho dentro del acuario y pon los botes juntos

- Si aun así no hace nido, llega el momento de dejar que el macho incitador le de unos golpes a la hembra a reproducir ante la mirada del macho a reproducir, luego retiras al macho incitador, metes la hembra en un bote y sueltas al macho a reproducir Debes tener en cuenta que tras aplicar cada técnica al menos 30 minutos, debes retirar cualquier macho o hembra suelta en el acuario y dejar suelto al macho a reproducir, así será más fácil que empiece a hacer nidos, es decir, aplicas la técnica y luego lo dejas como al principio, macho suelto y hembra en bote dentro del acuario. Algunos añadidos para incitarlo son soluciones extra como usar hojas de Terminalita o vitaminas como Sera Fishtamin. Es importante que tenga la temperatura al menos a 27-28°C.

Otros recursos en la incitación

Existen multitud de recursos a los cuales recurrir para incitar a nuestros ejemplares, de estos recursos destacaré algunos con cierto grado de efectividad, si bien, lo ideal es emplearlos en caso de fallar la técnica antes descrita, pues dicha técnica es más efectiva.

1) Monzón artificial: Recurrimos recrear condiciones de temperatura c
Características de los Monzones, con repentinas bajadas de temperatura que habrán de hacerse con austeridad, es decir, no hay que excederse con las bajadas de temperatura, su duración o intensidad.

Con la temperatura del acuario a unos 30-32AC, acuario de un volumen aproximado de 20-30 litros, añadimos 2-3 litros de agua de la llave (si estamos en invierno emplear agua a una temperatura más acorde al ejercicio, 21-22AC como muy baja.
Podemos emplear una regadera de jardinería para difuminar el agua vertida y agitar levemente la superficie del acuario con la oxigenación creada al caer el agua difuminada.
No aplicar esta técnica más de 3 veces en un mismo día y nunca antes de 2 horas tras la recuperación de la temperatura inicial en el interior del acuario.

2) Estimulación hormonal natural: Cuando nuestros bettas se incitan, segregan hormonas que le “identifican” frente a otros ejemplares, hormonas que además sirven para incitar al sexo opuesto (las herramientas de la naturaleza). Es posible emplear estas hormonas segregadas para incitar al reproductor deseado por el criador.

Su recolecta y distribución es tan elemental como recoger las burbujas del ejemplar “Incitador” o “Donante de hormonas” con una malla; efectivamente, las burbujas que segregan nuestros Bettas cuando suben a superficie. Una vez recolectada una cantidad suficiente de burbujas del ejemplar “Incitador” con la malla (la típica para capturar a nuestros peces), las depositamos en el recipiente del ejemplar a incitar.

Algunas notas de interés sobre esta técnica

Las hormonas actúan como una seña de identidad, para desarrollar un ejercicio práctico donde experimentar el fenómeno:

1. Preparar 2 puestas de Bettas a la vez, en diferentes acuarios

2. Una vez que ambos ejemplares hayan construido el nido, los retiramos y aislamos del acuario, dejando que vean alguna hembra (deben estar en botes individuales, tanto machos como hembras).

2.A. Ejercicio A: metemos al macho 1 en el acuario 1 (el suyo) pasadas 24 horas, colocamos el bote de la hembra dentro del acuario y dejamos que haga el nido.

2.B. Ejercicio B: metemos al macho 1 en el acuario del macho 2 (o al macho 2 en el acuario 1)(lógicamente no meteremos a los 2 machos juntos, sino que habrá que hacer los 2 ejercicios (A y B) en momentos distintos)

2.C. El resultado probable del ejercicio A es que el macho 1 haga el nido en el mismo lugar donde está el nido que hizo el día anterior, continuando su construcción ( con una efectividad del 80%, es decir en 8 de cada 10 casos el ejemplar continúa construyendo su viejo nido)

2.D. El resultado a esperar con toda probabilidad es que el macho 1, al ser introducido en el acuario del macho 2 (o viceversa), haga su nido en cualquier parte del acuario, por desfavorable que sea o por poco plantada que éste, salvo en el lugar donde se aloja el nido del macho rival o las cercanías de éste

3) Por último, señalar diversas técnicas a aplicar desde bien jóvenes por parte del criador, en aras de “entrenar” el comportamiento de sus Bettas para convertirlos en “Reproductores”. Igual de importante, tanto para mantenerlos incitados constantemente como para evitar el estrés asociado al confinamiento de poblaciones de machos, diseñar los espacios de aislamiento compartido (betteras múltiples y jaulas) para mantener tanto machos como hembras, dejando que cada ejemplar vea a los que tiene delante, detrás y a los lados, así, alternamos los alojamientos entre machos y hembras, del modo:

M-H-M-H
H-M-H-M
M-H-M-H.


Así, el contacto visual entre machos es menos tenso y el contacto directo con los ejemplares de sexo opuesto ayuda a la continua incitación de todos los Bettas mantenidos bajo este sistema. Además, como decía antes, reduce el riesgo de estrés considerablemente.





Image
Este artículo es propiedad de Alejandro Varela González, LITTL3 y está protegido por licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.
Esta licencia autoriza la libre distribución del material protegido, sin editar el contenido ni modificar los datos de autor. Para solicitar permisos extraordinarios, contactar con el autor: Alejandro Varela González, LITTL3





Autor: Alejandro Varela González, LITTL3
1ª Edición: nana
1ª Publicación: rpichu
2ª Edición y publicación: Elma
Arreglos de texto: Elma
Fuente: www.portalpez.com









Similares
CRÍA DE GUPPYS

CRÍA DE Creo que puedo aplicarme el adjetivo de experta en este tema, bueno, cualquier buen acuariófilo puede aplicárselo puesto que los guppys están entre las especies más fáciles de reproducir, basta con: - Meter en un acuario un macho con cinco hembras, si se pone un macho y una hembra, éste se pasará el día cortejándola y para que no le dé tiempo de atosigarla hasta el aburrimiento se introducen más hembras, además hay mas probabilidades de que las deje a todas preñadas, por lo tanto cinco puntos ¡más a tu favor si esto llega a ocurrir! - Unos buenos escondites en la superficie del agua como plantas emergidas o flotantes o de tallo muy largo y hojas retorcidas para que las crías puedan ocultarse y sentirse a...

CRÍA DEL TENEBRIO

CRÍA DEL Cría del tenebrio La cría del tenebrio (comúnmente llamado gusano de la harina) no es para nada complicada y si logran procrearlos tendrán una fuente de alimento constante para sus mascotas. - Lo primero que haremos es conseguir la camada inicial de tenebrios (se consiguen en cualquier pet-shop). - En un recipiente de unos 10 litros ponemos: 2 tazas te harina de salvado, 1 taza de harina de trigo, trocitos de pan (el mas viejo y duro que tengas), 1/2 taza de semillas de girasol (pelados o enteros). Esta es la mezcla en la que vivirán las larvas debe haber unos 5-8 cm de esta mezcla. - Metemos los tenebrios en el recipiente (tapado) con agujeritos en la tapa. Así vivirán los tene...

CRÍA DE ANCISTRUS

CRÍA DE Hoy voy a explicaros la reproducción de los ancistrus en un acuario comunitario, espero que os guste. En primer lugar es muy importante que tengan los escondites necesarios y el espacio suficiente para crear distintos territorios. El acuario debe estar bastante plantado para que no llegue demasiada luz a la zona baja. Debemos proveer de troncos en abundancia ya que los ancistrus necesitan de su fibra para vivir y también son su escondite preferido. No es necesario que estos troncos sean grandes, lo que sí es importante es que tengan agujeros que habremos hecho previamente, el macho gusta de “casa” con varias entradas y salidas de distintos tamaños. Aunque no sean muy estrictos con su territorio, es cierto q...

A PROPÓSITO DE LAS LÍNEAS DE CRÍA

A PROPÓSITO DE LAS LÍNEAS DE ¿Qué es una línea de Antes de entrar en materia, desglosando los puntos importantes de una línea de cría de Bettas y el camino para establecer tu propia línea de cría, resulta imprescindible definir una línea de cría, así como diferenciar "pureza" de línea de cría a pesar de ser términos entrecruzados en el mundo de la genética. Un ejemplar es puro para un determinado rasgo, bien sea color, aletas, etc., cuando es homocigótico para el mismo, es decir, cuando tiene el par de cromosomas relacionados entre sí con un valor idéntico (RR, cc, DtDt, etc...). A día de hoy se han identificado dos pares de cromosomas para el color del Betta y otro par para sus aletas, lo que ...

DIMORFISMO SEXUAL EN BETTAS

DIMORFISMO SEXUAL EN Esta entrada es producto de una respuesta que elaboré hace tiempo para un compañero en Portalpez, aprovecho para replicarla aquí por su utilidad y la demanda de la información contenida por parte de usuarios de otros foros... Para diferenciar un macho de una hembra, puedes tener varias cosas en cuenta: - El ovopositor (el punto blanco entre la base de las aletas pélvicas) es característico de las hembras, pero a veces hay machos que muestran el espermiducto y se puede confundir con una hembra. - Las famosas rayas de reproducción, son rayas oscuras verticales que le salen a la hembra en el momento de estar incitada a la reproducción, pero tiene varias pegas: 1) No todas las líneas de ...