Inicio    Portal Biblioteca    Todos los articulos    Contacto    Buscar    Registrarse    Conectarse
Anuncios mascotas    Fotografia y retoque de fotos    Acuarios y mascotas    Informatica y pc    Atlas    Diccionario
¿QUÉ ES EL ESTRÉS?
¿QUÉ ES EL ESTRÉS? 
 
¿QUÉ ES EL ESTRÉS?






¿Qué es el estrés y cuales son los diferentes factores que lo causan en el acuario?

Yo creo que más de alguna vez, más de algún aficionado se habrá hecho esta simple pregunta, ya que el estrés es mencionado en un sin número de oportunidades y es culpable de muchas complicaciones y muerte de los peces. Pero son muy pocos los aficionados que tienen una idea clara y definida de lo que es este estado y qué causas son las responsables de producirlo.
Es por ello que me decidí a escribir este pequeño artículo. Quiero definir de manera lo más sencilla posible qué ocurre en este complejo estado y cómo evitar que éste se genere en nuestros peces. Para esto hay que tener claro que el estrés es una respuesta fisiológica del pez hacía un agente perturbador que afecta de alguna manera la tranquilidad del organismo.
Si pudiéramos definir qué es el estrés se puede decir que es una situación en la cual el equilibrio dinámico de un organismo (estado homeostático) es modificado como consecuencia de la acción de un estímulo intrínseco o extrínseco al animal, denominado agente estresante. De esta manera el animal responde mediante una seria de reacciones tanto de comportamiento y/o fisiológicas tratando de compensar y/o adaptarse  de alguna manera a la nueva situación (Chrousos y Gold, J).
Si pensamos bien en los peces de acuario, estos se desarrollan en un lugar cerrado y tendrán que compensar de mejor manera alguna variación química y/o física o intolerancia con otros peces o congéneres, y cualquier mínimo factor hace que los peces ornamentales estén más predispuestos a estar condicionados a este estado (estrés). Esto es sin duda acentuado por el ecosistema reducido (acuario), en cambio los peces salves no necesitan sobre exigirse en compensar alguna nueva situación ya que estos pueden emigrar a diferentes lugares que cuenten con sus necesidades básicas.  
Pero sigamos definiendo el estrés, éste cuenta con tres etapas diferentes que se ven acentuadas junto con el tiempo que dure este agente estresante. Lo primero que hace es que el organismo responde a esta situación mediante el llamado síndrome de adaptación general, para explicar este  proceso de manera sencilla, en esta compleja reacción actúan dos sistemas de manera complementaria, para evitar tecnicismos lo llamaremos sistema I y sistema II.
El sistema I compuesto de hipotálamo-simpático-cromafín y el sistema II compuesto por hipotálamo-hipofisario-interrenal. Como dije anteriormente el tiempo de duración del agente estresante hará que se presenten estas tres etapas diferentes llamadas:
Reacción de alarma inicial, fase de resistencia y fase de agotamiento (Cannon, Physiol.)

Reacción de alarma inicial.

En los primeros momentos el animal reacciona con una rápida activación del sistema I originándose un incremento de la liberación de catecolaminas (adrenalina/noradrenalina) en el tejido adrenal cromafín y de noradrenalina en los terminales nerviosos simpáticos. Estas sustancias presentan un amplio rango de funciones fisiológicas, originando incrementos en:

1) Actividad motora, ritmo cardíaco, flujo sanguíneo hacia los órganos fisiológicamente más activos (cerebro, corazón y músculo esquelético).
2) Flujo sanguíneo hacia las branquias y estímulo de la captación/transporte de oxígeno.
3) Tasa metabólica basal, metabolismo intermedio de modo que se aumenta la glucosa plasmática a partir del glucógeno del hígado (glucogenolisis) y la síntesis de nueva glucosa a partir de ácidos grasos libres en tejido adiposo (lipólisis y glucogénesis).

Aquí el animal cuenta con todas las funciones fisiológicas en alerta para poder contar con toda la energía necesaria para  arrancar o enfrentar de forma inmediata algún peligro presente en el ambiente y es por ello que el sistema I secreta adrenalina, como sabemos, esta hormona prepara al cuerpo del animal para el esfuerzo físico, esta es la situación normal en la que estrés cumple una función vital de salvar la vida del organismo.

Fase de resistencia.

Si la situación de estrés continúa, el animal terminaría por adaptarse a la nueva situación y los niveles de catecolamina volverían a sus valores normales. Durante esta fase se activa el sistema II y este produce la liberación de corticoides adrenales (en la mayoría de los peces, el cortisol es el corticoide más importante). Para hacer las cosas un poco más sencillas pondremos este elemento como el de mayor concentración sintetizado por los peces y es en esta fase el más importante y no le daremos tanta importancia a otros que se sintetizan en menor medida. Las acciones fisiológicas del cortisol son variadas, interfieren en el metabolismo de proteínas, carbohidratos y lípidos, también originan  a nivel metabólico un aumento de las reservas energéticas del animal en el plasma (hiperglucemia).

Las consecuencias negativas del aumento de la concentración de cortisol por un tiempo muy prolongado,  predisponen al organismo a la infección de cualquier organismo patógeno por poseer un plasma  rico en glucosa, también induce a la  hinchazón de ciertas partes del cuerpo como el abdomen, también causa debilitamiento muscular.

Fase de agotamiento.

Si la situación de estrés se mantiene el organismo entra en la tercera fase del síndrome de adaptación: fase de agotamiento. Los altos niveles de cortisol mantenidos durante un largo periodo, así como la activación del metabolismo para superar la situación de estrés interfieren con otros procesos fisiológicos del animal (crecimiento, reproducción, sistema inmunitario, etc.) y originan situaciones letales para el animal.

Ya que tenemos una clara idea de qué es el estrés, es importante determinar que diferentes factores lo pueden causar en el acuario.
Como dije anteriormente el acuario es un sistema cerrado donde los peces no pueden escapar si hay un cambio significativo que los termine afectado, por ello es de suma importancia mantener los parámetros físico-químicos lo más estables posibles. Dentro de los más importantes, son sin duda la temperatura, el oxígeno, el ph, la dureza, también concentraciones elevadas de amonio y nitrito son agentes estresantes y hay que tenerlos muy en cuenta en el acuario.

Los acuarios con mucha densidad de peces (figura 2) suele presentar más riegos de estresar a los individuos, ya que éstos no tienen el espacio suficiente para nadar tranquilamente, tienen que estar compitiendo con los demás, ya sea por el alimento, por algún refugio deseado o simplemente por la corriente de agua en la cual se sienten a gusto, en muchos casos la presencia de los mismos congéneres pueden causar problemas de estrés, de esta manera se ven más afectados los peces territoriales que no pueden vivir con otros individuos de su misma especie como es el caso de los labeos y algunos loricaridos. Estas especies no conviene ponerlas con más individuos de su misma especie, porque en mayor o menor medida tendrán problemas de agresividad entre ellos. Del mismo modo hay especies que sólo pueden tener un ejemplar macho dentro del acuario, qué mejor ejemplo que los bettas. Estas especies están  predispuestas a sufrir de manera constante agresiones del macho dominante, por ello es adecuado poner sólo un individuo macho en el acuario pero no hay problema con poner más hembras. También hay especies de peces que sólo pueden ser mantenidos de manera más tranquila en el acuario en parejas, es el caso de los cíclidos enanos, que si ponemos más ejemplares hay mayor probabilidad de tener enfrentamientos entre los machos.

Image
Densidad inadecuada de peces.


Importante es cuando los peces se reproducen, en este periodo suelen enfrascarse en diferentes peleas para salir victoriosos y poder reproducirse. En este estado no sólo se estresan los animales que compiten para poder dejar descendencia sino que todos los inquilinos del acuario se pueden ver afectados por estos comportamientos, por ello es imprescindible que al ver este tipo de actitudes hay que contar con un acuario de cría dispuesto con todos los artefactos necesarios como adornos, plantas flotantes, alguna piedra para poder desovar etcétera, de esta manera los peces estarán en un ambiente más propicio y no se estresarán tanto en el momento de reproducirse.
Muchas veces es común que los acuarios se ubiquen en zonas transitadas del hogar como pasillos o cerca de puertas, hay peces que se pueden estresar de manera importante al cerrar las puertas de manera fuerte  o al pasar gente en forma rápida por el frente del acuario, los escalares y discos son peces que se asustan de sobre manera cuando pasa algún acontecimiento de estos, es por ello que hay que tratar de ubicar de manera adecuado el acuario en el hogar, para minimizar estos inconvenientes.

Image
Peces discos susceptibles de asustarse por movimientos bruscos.


Hay peces que se sienten a gusto en cardúmenes, hay varios ejemplos al respecto pero por nombrar algunos tenemos cardenales, neones, borrachitos, corydoras y barbos, éstos se sienten a gusto en compañía de sus congéneres, por esta razón es que si queremos tener estos peces en nuestro acuario es importante comprar un numero de a lo menos 7 a 10 individuos como mínimo, en el caso de los cardenales, neones y borrachitos este número se queda pequeño y el número ideal para estos es sobre 15 individuos, por ello siempre hay que tener en cuenta los requerimientos intraespecificos (comportamiento con los individuos de su misma especie) de las especies y también tener el acuario de tamaño adecuado para albergar esta cantidad de individuos.    

Image
Corydoras formando un cardumen.


También ocurren situaciones de estrés cuando los peces son manipulados para hacerle un baño ya sea porque tienen alguna enfermedad o  para ser transportados a otros acuarios. Estos procedimiento hay que tratar de hacerlos lo más delicadamente posible y lo más rápidamente ya que cuanto menos tiempo dure la manipulación los peces se verán en menor medida afectados por el estrés. Importante es también que cuando introducimos peces nuevos al acuario lo ideal es hacer adecuadamente el procedimiento de aclimatación y también después que los peces son soltados a su nuevo hogar hay que apagar la luz de éste para que así los nuevos inquilinos descansen y se sientan un poco más seguro después de ese estresante momento.

Conclusiones.

El estrés es un estado fisiológico complejo en el actúan diferentes órganos y conjuntos de sistemas que se interrelacionan y  que segregan una serie de hormonas, para producir este estado, como se trata de un artículo de acuarística, lo trate de hacer lo más entendible posible, resumiendo e indicando los procesos y compuestos más importantes que producen este estado. Es de mucha importancia conocer y reducir al mínimo los factores que causan el estado de estrés en los peces, ya que una prolongación de éste puede causar nefastas consecuencias, una de las más importante es que deprime el sistema inmune y los animales quedan desprotegidos ante los ataques de organismos patógenos. Cabe señalar que si evitamos lo menos posible el estrés, nuestros peces se desarrollarán de mejor manera y tendrán mayor posibilidades de reproducirse en el acuario.  





Autor: José Hugo Alarcon Olave
Bibliografía: Flores C. (2002), Respuestas neuroendócrinas al estrés en peces teleósteos. Rev. Ictiol.
J.Z. Young. 1980. La vida de los vertebrados. Ediciones Omega.
Fotografía: Extraídas de google. Boletín el acuaristas Cubano. Estanque para kois de José Antonio.
1ª Edición y Publicación: rpichu
2ª Edición y Publicación: Elma
Arreglos de texto: Elma
Fuente: www.portalpez.com





Ocultar¿Este tema fue útil?

 

Elegir Valoración:                       

Media de Valoración Valoración Mínima Valoración Máxima Número de Valoraciones
0.00 0 0 0

Usuarios navegando en este Tema: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados
Usuarios Registrados conectados: Ninguno